La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha destacado “la importancia de hacer frente a la emergencia social que vivimos a través de la colaboración y cooperación y no desde la confrontación política”, y ha señalado la necesidad de “cerrar filas” y de que Generalitat y ayuntamientos trabajen para dar respuesta a las necesidades de los colectivos “más vulnerables “.

Mónica Oltra ha realizado estas declaraciones durante su visita a Aspe y Crevillent para conocer los recursos para personas con diversidad funcional y personas mayores de ambos municipios.

La vicepresidenta, que ha visitado en primer lugar el Ayuntamiento de Aspe, ha destacado que los trabajadores de los servicios sociales municipales son “eje de un gobierno de proximidad como es el del Consell del Botànic”, y ha destacado el papel fundamental que desempeñan en la atención a las personas “por el conocimiento y cercanía con los ciudadanos”.

Durante la visita al centro de día de la Asociación Pro-disminuidos de Aspe y el centro de día ‘El Puente’ para personas con diversidad funcional intelectual, Oltra ha señalado que este año el presupuesto destinado al mantenimiento de estos dos centros ha aumentado un 21% respecto al recibido en 2015. Asimismo, ha recordado que en menos de un año se han creado en la provincia de Alicante un total de 162 nuevas plazas para personas con diversidad funcional y personas con enfermedad mental, gracias a la apertura de nuevos centros y a la ampliación de plazas financiadas en centros ya en funcionamiento.

Además de estas nuevas plazas, está previsto que, para el último trimestre del año abran sus puertas tres nuevos centros en al provincia de Alicante, una residencia para personas con diversidad funcional intelectual en Torrevieja, y un centro de día y una residencia para personas con enfermedad mental en Alcoi.

Además de los dos centros de día de Aspe, la vicepresidenta ha visitado también la residencia para personas mayores Virgen de las Nieves y la sede de la Asociación ASPE contra el Alzheimer. En esta última, Oltra ha agradecido la retirada de una placa con el nombre del exconseller Rafael Blasco que figuraba a la entrada de la sede de la asociación.

En Crevillent ha visitado el centro ocupacional Virgen de los Desamparados, el centro ocupacional y residencia de la Asociación de Discapacitados Psíquicos de Crevillent y el Centro Especializado de Atención a Mayores. Estas visitas se enmarcan en la ronda que la vicepresidenta está realizando a centros de toda la Comunitat para conocer las demandas y necesidades tanto de los residentes y usuarios como de los profesionales que trabajan allí.

Acabar con la lista de espera de dependencia

Respecto a la ley de Dependencia, Mónica Oltra ha reiterado su compromiso de acabar en tres años con la lista de espera de las “más de 45.000 personas sin atender que se se encontraban fuera del sistema y que nos encontramos cuando llegamos al Gobierno”. Para ello, se han puesto en marcha los mecanismos necesarios para agilizar el proceso de tramitación, de manera que se están resolviendo alrededor de 1.800 expedientes al mes.

Entre otras medidas, las valoraciones de las personas en situación de dependencia se van a centralizar a través de los servicios sociales de base municipales, lo que va a permitir acortar considerablemente los plazos para que las personas puedan ser atendidas cuanto antes.

La vicepresidenta ha explicado que en la provincia de Alicante se va a pasar de cinco valoradores a 119, que son los trabajadores sociales municipales, con lo que se conseguirá cumplir los plazos establecidos en la ley y acabar de esta manera “con el tapón que formó el anterior ejecutivo con una pésima gestión de la ley”.